SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 issue3Effect of different surfactants on larvae III of Spodoptera frugiperda Smith under laboratory and field conditionsRichness and abundance of birds in an urban gradient of Arequipa, southwest of Peru author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

Share


Arnaldoa

Print version ISSN 1815-8242On-line version ISSN 2413-3299

Arnaldoa vol.25 no.3 Trujillo Sept./Dic. 2018

http://dx.doi.org/10.22497/arnaldoa.253.25316 

ARTÍCULOS ORIGNALES

Flora y fauna de la Huaca del Rosario, Magdalena de Cao, Ascope, región La Libertad, Perú

Flora and fauna of Huaca del Rosario, Magdalena de Cao, Ascope, La Libertad Region, Peru

 

Segundo Leiva González1, Eric F. Rodríguez Rodríguez2, Luis E. Pollack Velásquez3, Jesús Briceño Rosario4, Guillermo Gayoso Bazán5,a & Luis Chang Chávez5,b

1. Herbario Anternor Orrego (HAO), Museo de Historia Natural y Cultural, Universidad Privada Antenor Orrego, Casilla Postal 1075, Trujillo, PERÚ segundo_leiva@hotmail / cleivag@upao.edu.pe

2. Herbarium Truxillense (HUT), Universidad Nacional de Trujillo, Jr. San Martín 392, Trujillo, PERÚ erodriguez@unitru.edu.pe

3. Departamento Académico de Ciencias Biológicas, Facultad de Ciencias Biológicas, Universidad Nacional de Trujillo, Av. Juan Pablo II s. n., Trujillo, PERÚ lpollack@unitru.edu.pe

4. University of North Carolina at Chapel Hill, North Carolina, Estados Unidos de América; Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, Lambayeque, PERÚ jbrir@hotmail.com

5. Museo de Historia Natural y Cultural, Universidad Privada Antenor Orrego, Casilla Postal 1075, Trujillo, PERÚ

a. ggayoso@upao.edu.pe

b. lchangc@upao.edu.pe


Resumen

Se presenta el inventario florístico y faunístico del área que ocupa el sitio arqueológico Huaca del Rosario (7°50’52’’ Sur, 79°13´45’’ Oeste; 83-91 m), distrito Magdalena de Cao, provincia Ascope, región La Libertad, Perú. Se determinaron las comunidades vegetales existentes en el área indicando sus biotipos y componentes de flora y fauna. El estudio estuvo basado en las recolecciones botánicas y observaciones directas de campo tanto de flora como de fauna, efectuadas en ocho visitas al monumento arqueológico con periodicidad irregular entre el 2016 y 2018. Se definieron las siguientes comunidades vegetales: A) matorrales, B) gramadales y C) comunidades del borde de canales o acequias de regadío. En flora se registraron 65 especies, distribuidas en 23 familias y 57 géneros, de ellas dos especies son cultivadas. En fauna anfibios (1 especie), reptiles (4 especies), aves (31 especies) y mamíferos (1 especie). Geositta peruviana es la única especie endémica. Todas las especies tanto de flora como de fauna se encuentran en la categoría de Preocupación Menor (LC).

Palabras clave: Huaca del Rosario, comunidades vegetales, flora, fauna.


Abstract

We present the floristic and faunal inventory of the area that occupies the Huaca del Rosario archaeological site (7°50’52’’ S, 79°13´45’’ W; 83-91 m), Magdalena de Cao District, province of Ascope, region of La Libertad, Peru. We determined the plant communities that exist in the area indicating their biotypes and flora and fauna components. The study was based on the botanical collections and direct field observations of flora and fauna, carried out in eight visits to the archaeological monument with irregular periodicity between 2016 and 2018. We defined the following plant communities: A) scrublands, B) grasslands, C) canal shore communities. In flora, we registered 65 species, distributed in 23 families and 57 genera, from which 2 species are cultivated. In fauna, amphibians (1 species), reptiles (4 species), birds (31 species) and mammals (1 species). Geositta peruviana is the only endemic species. All species of flora and fauna are in the least concern category (LC).

Keywords: Huaca del Rosario, plant communities, flora, fauna.


Introducción

La costa peruana es una faja constituida en su mayor extensión por desiertos o semidesiertos y es interrumpida por estrechos valles muy próximos a los ríos y lomas de expansión limitada y fuerte periodicidad (Shuichi & Hajime, 1984). Los antiguos peruanos de esta zona generalmente se establecieron en los valles. Específicamente, la parte baja del valle de Chicama es una de las áreas arqueológicas más conocidas de la costa peruana, particularmente por el sitio conocido como Huaca Prieta-Complejo Arqueológico El Brujo, (Birt 1948; Birt et al. 1985), cuyas investigaciones realizadas en estos últimos años han puesto en evidencia una larga ocupación humana desde aproximadamente 14 500 años calibrados antes del presente, representado por la Fase I-ocupación premontículo (Dillehay, 2017; Dillehay & Bonavia 2017; Dillehay et al., 2012). En el área del complejo arqueológico El Brujo, desde 1990, se iniciaron investigaciones arqueológicas en el sitio conocido como huaca Cao Viejo, que ha sido caracterizado, junto al complejo arqueológico Mocollope, como el centro religioso y político mochica más importante en el valle de Chicama, durante el Periodo Intermedio Temprano, el mismo que es abandonado repentinamente entre los siglos VIII y IX d.C. y perdiendo todo el prestigio alcanzado por más de cinco siglos (Franco et al. 2001; 2010; Gálvez y Briceño 2001).

Huaca Cao Viejo es desmontada parcialmente, sobretodo el frontis norte, convirtiéndose este lugar en un área de cementerio durante el Horizonte Medio o también conocido como cultura Lambayeque.

En un punto casi equidistante entre el complejo arqueológico El Brujo y el complejo arqueológico Mocollope, siempre en la margen derecha del valle de Chicama, durante el Horizonte Medio, se van a construir, repentinamente y de manera muy rápida, un grupo de pirámides truncas de gran monumentalidad, denominado por el Proyecto de Reconocimiento del Chicama (Leonard, 1990; Leonard & Russell, 1992; Russell & Leonard, 1990), como la "zona de las huacas gigantes", donde Huaca del Rosario es la construcción con adobes rectangulares convexos hechos a molde a modo de una estructura platafórmica, de mayor monumentalidad, que ha llevado a denominar también al grupo de pirámides truncas como Grupo El Rosario. La Huaca del Rosario se localiza entre las coordenadas 7° 50’ 52’’ Sur, 79° 13´ 45’’ Oeste (Datum WGS84), rodeada de extensos campos de cultivo de "caña de azúcar" Saccharum officinarum L. (Poaceae) y registrada dentro de los sitios arqueológicos por el Estado peruano (Gálvez & Becerra, 2003; citado por Gayoso et al., 2015). A pesar de ello, hasta el momento no se le ha bridado atención, si se tiene en consideración que su estructura arquitectónica se encuentra sumamente deteriorada. Al respecto, Gayoso et al. (2015) concluyen que los factores responsables de su deterioro son naturales y antrópicos. Los factores naturales están relacionados con los impactos del fenómeno El Niño y las condiciones climáticas. Los factores antrópicos están vinculados a la actividad agrícola en torno a la huaca que está dañando progresivamente la estructura del monumento con el fin de ampliar su frontera agrícola; y a las excavaciones clandestinas que se producen en el sitio.

El presente trabajo se va a concentrar en las observaciones de superficie de Huaca del Rosario, sin dejar de mencionar a las huacas de Sonolipe, Ongollape, Salitral, La Leche, que forman parte de la "zona de huacas gigantes" o Grupo El Rosario, y que se localizan dentro de un área aproximada de dos kilómetros.

En la actualidad el grupo de pirámides truncas de gran monumentalidad, todas construidas con adobes, se dibujan como "islas" dentro de los campos de cultivo de caña de azúcar que dominan el paisaje cultural de la parte baja del valle de Chicama. Sin embargo, es muy probable que durante el Horizonte Medio, luego del colapso de la sociedad mochica, esta área se constituyó como el centro político y religioso más importante del valle de Chicama, en la costa norte del Perú.

Para al área de estudio, hasta el presente se tiene conocimiento solamente de la existencia del sitio arqueológico, más no, de estudios de su diversidad biológica (flora y fauna). Las condiciones climáticas tales como, las lluvias por un lado influyen positivamente sobre la vegetación, especialmente como consecuencia del impacto de los eventos El Niño; sin embargo, es negativo para los monumentos arqueológicos por que no cuentan con la protección necesaria.

Estudios similares, al presentado en este artículo, han sido efectuados en áreas aledañas, pero fundamentalmente en flora, tales como el inventario florístico de El Algarrobal de Moro, prov. Chepén, región La Libertad (Rodríguez et al., 1996), inventario florístico de Huaca de la Luna, Trujillo, Perú (Rodríguez & Mora, 2012), Comunidades vegetales del complejo arqueológico Chan Chan, provincia Trujillo (Rodríguez et al., 2015), flora vascular de Collambay, Trujillo (Rodríguez et al., 2016), flora y fauna del complejo arqueológico El Brujo, Ascope (Leiva et al., 2018).

Con la finalidad de fundamentar el conocimiento de la flora, fauna y el aspecto cultural de la Huaca del Rosario, se efectuó una investigación orientada a determinar los taxa de flora y fauna existentes en tan importante monumento arqueológico.

Materiales y métodos

1. Aspecto histórico

Según Reindel (2004:345), es Rafael Larco Hoyle quien denomina al sitio como Huaca del Rosario. Por su parte, Kosok (1965) menciona que Larco Hoyle es quien levanta un plano de Huaca del Rosario, aunque este nunca fue publicado. Asimismo, Richard Schadel y James Ford, realizan algunos reconocimientos arqueológicos, incluyendo la recolección de cerámica en superficie, cuyos resultados tampoco han sido públicados (Kosok, 1965:108-109).

Kosok (1965), es quien describe a Huaca del Rosario, como un sitio grande, ubicado en el lado norte del valle de Chicama, a poca distancia de la carretera Panamericana, que conjuntamente con las huacas de Ongollape, Salitral, La Leche y Sonolipe, todas ubicadas a dos y tres kilómetros entre una huaca y otra, habrían conformado un enorme conjunto de huacas o complejo de huacas, que llegaron a constituir el centro de una unidad político-religioso, de gran escala, que tuvo, por lo menos en un momento, el control y dominio del valle (Kosok, 1965:107-108, Figs. 33 y 34). A partir de la imagen de una fotografía aérea (171:277), Kosok (1965:109), considera que en el caso de las dos grandes pirámides de huaca Ongollape y huaca Salitral, probablemente corresponderían al periodo Mochica y, las estructuras rectangulares, que habrían estado conectadas a las huacas, también corresponderían a tiempos antiguos. Durante los periodos Tiahuanaco Costeño y Chimú Tardío, varias pirámides anteriores al periodo Mochica, incluso a periodos pre-Mochicas, podrían también haber sido reocupadas y usadas como sitios fortificados (Kosok 1965:109).

Es interesante la observación de Kosok (1965:107-109), con relación a la destrucción de muchas de las estructuras arqueológicas, principalmente por el arado de los terrenos, como plazas, lugares de viviendas y muros que conectaban caminos, que no representaban obstrucciones tan grandes para ser destruidas, por parte de los hacendados modernos, las ocasionales lluvias y depredadores, convirtiendo a las grandes estructuras de adobe, como construcciones aisladas, dentro de los campos de cultivo actuales, siendo muy difícil identificar los contextos originales de todo este gran complejo arquitectónico.

El Proyecto de Reconocimiento del Chicama, realizado entre 1989 y 1993 por Banks Leonard y Glenn Russell, registra a Huaca del Rosario con el código PRACh-44 (también hacen referencia al código de PV23-20), definiéndolo como un montículo de adobe casi piramidal de gran tamaño, relacionado a las huacas de Ongollape, Sonolipe, Salitral y La Leche, que constituirán la "zona de las huacas gigantes" (Leonard & Russell 1992:106). La mayoría de estos montículos monumentales, construidos sobre superficies planas, con la técnica de cajones con relleno, utilizando adobes rectangulares con superficie superior convexa, presentan asociaciones de cerámica, técnicas constructivas y formas arquitectónicas, relacionados al Horizonte Medio" (Leonard & Russell 1992: 6768). Con relación a la cerámica del estilo Lambayeque, Leonard & Russell (1992: 62), consideran que resulta difícil de distinguir sus atributos tecnológicos, por asemejarse a la cerámica Chimú Temprano, tratarse de muestras de tiestos pequeños y corresponder a colecciones de superficie. Aunque consideran como una impresión "extremadamente tentativa", Leonard & Rusell (1992: 58), indican que entre la cerámica Moche más tardía y la cerámica Chimú más temprana, habría existido un intervalo de contemporaneidad.

Leonard (1990: 9), Russell & Leonard (1990: 7) y Leonard & Russell (1992: 6768,89-90), a partir de las observaciones de un incremento dramático de las construcciones monumentales, con una movilización de mano de obra para proyectos "públicos", que alcanza su grado máximo, nunca antes conocido, consideran que al comenzar el Horizonte Medio, se terminan los proyectos de construcción y remodelación en los complejos de Mocollope y El Brujo, para dar lugar a un nuevo centro de poder político en la parte baja del valle de Chicama, localizado en la "zona de las huacas gigantes". Solamente teniendo en cuenta las huacas del Rosario (PRACh-44), Sonolipe (PRACh-60), Ongollape (PRACh-19) y Salitral (PRACh-20), se estima un volumen constructivo de más de 300,000 metros cúbicos. Además, teniendo en cuenta las fotos aéreas del año 1943, se puede aún observar restos arquitectónicos prehispánicos adicionales asociados a las "huacas gigantes", incluyendo montículos más pequeños y conjuntos amurallados, desaparecidos actualmente por la agricultura mecanizadas, que en conjunto, habría correspondido a un solo complejo cívico-ceremonial, de gran tamaño, pero disperso (Leonard & Russell 1992: 65-66, Mapa #16)

Para Leonard & Russell (1992: 68), las construcciones del Horizonte Medio, como es el caso de los monumentos de la "zona de las huacas gigantes", no solamente son los montículos de adobe más numerosos y frecuentemente más grandes de la parte baja del valle de Chicama, sino que estos habrían sido construidos en una sola fase constructiva, sin remodelación o ampliación en el mismo periodo. A partir de las observaciones de las superficies exteriores de las construcciones, secciones desplomadas y excavaciones clandestinas, es evidente que en cada montículo, las formas de adobes y las técnicas constructivas son más o menos uniformes, lo cual indicaría que los monumentos se construyeron con un solo tipo de adobe y un solo juego de técnicas constructivas. Por lo tanto, Leonard & Russell (1992: 68-69), consideran que cada monumento fue construido durante el gobierno de un solo líder, haciendo razonable la hipótesis de que la concentración vertical de poder político llegó a un nivel mayor que en la época Moche, evidenciándose en el control y movilización de mano de obra, a una escala masiva sin precedentes y el incremento en la población residente en la parte baja del valle Chicama. Este hecho, es especialmente notable si se tiene en cuenta que las construcciones monumentales mayores del Periodo Intermedio Temprano, como los complejos de Mocollope y El Brujo, presentan evidencias que fueron construidos en múltiples episodios de edificación y remodelación, siendo su estado final el resultado acumulativo de todos estos episodios.

Además de la Huaca del Rosario, el Proyecto de Reconocimiento del Chicama, describe brevemente a los otros cuatro sitios que forman parte de la "zona de las huacas gigantes". Huaca Ongollape (PRACh-19), también conocida como Huaca Vílchez, es descrita como un montículo de gran tamaño con componentes rectangulares tardíos en la parte superior; Huaca Salitral (PRACh-20), también conocida como Huaca de la Plaza o Huaca Plana, es descrita como un montículo de gran tamaño y de planta circular, con dos pequeñas plataformas más tardías en la parte superior; Huaca La Leche (PRACh-22), también conocida como Huaca del Colegio, descrita como un montículo rectangular de gran tamaño; y, Huaca Sonolipe (PRACh-60), también conocida como Huaca del Palmo o Huaca Moncada, descrita como un montículo de adobe de gran tamaño, con estructuras más tardías en la parte superior (Leonard & Russell, 1992: 105-108).

En el caso de la Huaca Ongollape, se debe indicar que Kosok (1965: 109), indica que Ford exploró dicho sitio, considerando que la estructura rectangular que se encuentra en la parte superior, se trataría de una probable construcción, para fines defensivos seculares, correspondiente al Periodo Chimú Tardío. Leonard & Russell (1992: 76), sostienen que dicha estructura rectangular se trataría de un conjunto "administrativo", con una entrada orientada al norte y un área de cementerio de élite, conteniendo materiales relacionados al Periodo Chimú Medio y Tardío. Asimismo, las estructuras más tardías, descritas para Huaca Sonolipe, también corresponderían a un conjunto "administrativo", con una entrada orientada al norte y un área de cementerio de élite, con materiales asociados al Periodo Chimú Medio y Tardío (Leonard & Russell, 1992: 76-77). Reindell (1993: 375-377), también considera que las estructuras en la parte superior de las huacas de Sonolipe y Ongollape, corresponden al Periodo Chimú. Sin embargo, Gálvez (2012: 96), ha cuestionado que las estructuras localizadas en la parte superior de Huaca Sonolipe y Huaca Ongollape, correspondan a la época Chimú.

En 1989, por el mismo tiempo del desarrollo del Proyecto de Reconocimiento del Chicama, Reindel (1990, 1993, 2004), realiza un estudio sobre la arquitectura monumental de la costa norte, desde Lambayeque hasta Virú, realizando también importantes observaciones sobre Huaca del Rosario y el "grupo de las huacas gigantes".

2. Estudio de las comunidades vegetales: flora y fauna

El estudio estuvo basado en las recolecciones botánicas y observaciones directas de campo tanto botánicas como zoológicas, efectuadas en ocho visitas a la Huaca del Rosario con periodicidad irregular entre el 2016 y 2018.

1) 7° 50’54.8"S y 79° 13´46.6"W 84 m.

2) 7º 50’53,8"S y 79º 13’47,3"W 91 m

3) 7º 50’57,1"S y 79º 13’45,9"W 87 m

4) 7º 50’54,6"S y 79º 13’46,8"W 94 m

5) 7º 50’55,3"S y 79º 13’44,9"W 90 m

6) 7º 50’55,3"S y 79º 13’43,9"W 89 m

7) 7º 50’52,9"S y 79º 13’42,1"W 91 m

8) 7º 50’55,4"S y 79º 13’44,2"W 89 m

Para la flora, el proceso de herborización se efectuó siguiendo la metodología y técnicas convencionales recomendadas por Rodríguez & Rojas (2006). Se tomaron datos referidos a las características exomorfológicas, formas de vida, nombres vulgares, hábitat, entre otros, de las especies biotipos de las comunidades y flora asociada se realizaron in situ, y la determinación taxonómica se realizó con ayuda de bibliografía especializada referida a descripciones de las especies, claves taxonómicas dicotómicas basadas en los caracteres exomorfológicos y de hábito (Macbride, 1936-1971; Sagástegui & Leiva, 1993). Además, por comparación morfológica con los ejemplares existentes en los herbarios HAO y HUT. La actualización de las especies se efectuó de acuerdo al "Catálogo de las Gimnospermas y Angiospermas del Perú" (Brako & Zarucchi, 1993) y Tropicos (2018). La clasificación seguida a nivel de flora angiospermas es a Chase & Reveal (2009) y la actualización a nivel de familias de las angiospermas es según Angiosperm Phylogeny Group (APG IV, 2016). El material botánico fue depositado en los herbarios HAO y HUT bajo la numeración del autor principal y la codificación del mencionado herbario.

Para la fauna, el monitoreo se realizó utilizando el método combinado de puntos de conteo con diámetro indeterminado y transecto en línea de 25 x 100 m. En el conteo por puntos, se consideró 5 puntos por hábitat evaluado; en cada punto se permaneció por un período de tiempo de 10 minutos. Además, se utilizaron 5 transectos por hábitat evaluado, que se recorrieron a paso de camino, durante el cual se anotaba las diferentes especies que se observaban de forma auditiva y visual. El registro visual de las especies, se realizó con la ayuda de binoculares Eagle Optic Denali 10 x 42 mm, una cámara digital Nikon Coolpix P100 con zoom de 3000 mm y la determinación de las especies con la ayuda de una guía especializada en campo y en gabinete (Ralph et al., 1996; Bibby et al., 2000; Schulenberg et al., 2010; Ministerio de Ambiente, 2015; The Reptile Database, 2016; Pollack et al., 2017). La clasificación es según The Reptile Database (2016) para reptiles, y SACC (2005), Schulenberg et al. (2010) y BirdLife International (2016) para aves. Pacheco et al. (2009), Pacheco et al. (2018) para mamíferos

El criterio para establecer las comunidades vegetales se basa en la fisionomía y composición florística de las mismas. El nombre adoptado es según la forma de vida, prototipo imperante (matorrales, gramadales) o su hábitat (canales de regadío) (ver León et al., 1995; Rodríguez et al., 2015).

Para la ubicación fitogeográfica y zonas de vida se siguió a Sagástegui (1976), ONERN (1976), Mostacero et al. (1996; 2007), Brack (1986); Brack & Mendiola (2000); Tosi (1960), Weigend (2002) y mapa del Ministerio del Ambiente/Sistema Nacional de Información AmbientalSINIA (2009).

Resultados y discusión

1. Ubicación geográfica de la Huaca del Rosario

Huaca del Rosario se ubica en el valle Chicama, distrito Magdalena de Cao, provincia Ascope, región La Libertad. Forma parte del complejo arqueológico Grupo El Rosario, el mismo que se encuentra localizado entre las coordenadas 7° 50’ 52’’ Sur, 79° 13´ 45’’ Oeste (Datum WGS84), 84-91 m de altitud, próximo al río Chicama. Corresponde a una estructura platafórmica de 27 m de altura y 105 m de largo por 97 m de ancho aproximadamente.

2. Ubicación fitogeográfica y zonas de vida

El área de estudio pertenece al Reino Florístico o Neotropis, Dominio Costanero y provincia Desértica (Sagástegui, 1976), a la Región Neotropical, Dominio Andino y Provincia Desértica (Mostacero et al., 1996, 2007); a la zona fitogeográfica AmotapeHuancabamba en su parte sureña sensu Weigend (2002); a las ecorregiones desierto del Pacífico y en cierta medida al bosque seco ecuatorial por presentar algunas comunidades de los bosques secos del Pacífico (Brack, 1986; Brack & Mendiola, 2000); a las zonas de vida DesiertoSubtropical (d-ST) y Maleza DesérticaSubtropical (md-ST) sensu Tosi (1960), y Desierto Desecado-Subtropical (dd-S), Matorral desértico Sub Trópical ( md S) sensu ONERN (1976) (comparar con Rodríguez et al., 2015), y Desierto desecado Premontano Tropical (dd-PT) sensu mapa del Ministerio del Ambiente/Sistema Nacional de Información AmbientalSINIA (2009).

3. Estudio de la flora y fauna: Comunidades vegetales indicando la flora y fauna: Fig. 15

En general, las especies existentes en el área de estudio forman parte de la vegetación que crece espontáneamente alrededor del monumento arqueológico en forma natural como los gramadales y matas arbustadas y, también a especies que han ingresado conjuntamente con la actividad agrícola y crecen en los drenes o canales de regadío de los cañaverales.

Se evidencian tres comunidades vegetales, que a su vez, sirven de refugio, hábitat y como fuente de alimento a la fauna, especialmente a las aves: 1) Comunidades de los Matorrales; 2) Comunidades de los Gramadales; 3) Comunidades del borde de canales o acequias de regadío, aledaños a la huaca.

1. Matorrales: Esta comunidad perteneciente a la vegetación macrotérmica o xerofítica se encuentra representada por especies leñosas postradas o ramosas cubriendo algunas zonas de la parte basal del monumento arqueológico más o menos extensos del mismo, tales como: Capparicordis crotonoides "bichayo", "símulo" (Capparaceae), Scutia spicata "peal" (Rhamnaceae), un arbusto espinoso ramificado. Sobre esta flora leñosa en forma semiparásita y adherida por haustorios se encuentra Psittacanthus divaricatus "suelda con suelda" (Loranthaceae).

2. Gramadales: El gramadal perteneciente a la comunidad de suelo salino, es una asociación formada exclusivamente por vegetación halófita compuesta por especies que toleran una elevada salinidad y entre ellas por hierbas bajas pertenecientes a la familia Poaceae. Alrededor y adyacente a las comunidades de matorrales se encuentran aún grandes extensiones de gramadales naturales en suelos arenosos constituidos exclusivamente por Distichlis spicata (Poaceae) "grama salada" considerada como el biotipo principal. Igualmente, entre los gramadales crecen otros componentes secundarios de esta comunidad en ciertas zonas, tales como: Cynodon dactylon "grama dulce" (Poaceae), Phyla nodiflora "turre hembra" (Verbenaceae), Spilanthes leiocarpa "turre macho" (Asteraceae), Merremia quinquefolia "campanilla amarilla" (Convolvulaceae), un bejuco de flores amarillas, Heliotropium curassavicum "hierba del alacrán" (Heliotropiaceae), Rhynchosia minima "frejolito de caña" (Fabaceae), Portulaca oleracea "verdolaga" (Portulacaceae), Ipomoea crassifolia "campanilla" un bejuco de flores blancas, entre otras.

3. Comunidades del borde de canales o acequias de regadío: Son comunidades de plantas que crecen en las orillas o cercanos a las orillas de acequias de regadío que de algún modo requieren humedad, se encuentran mayormente herbáceas y algunas leñosas. Es la comunidad que presenta más especies: Entre las leñosas se tiene: Tessaria integrifolia "pájaro bobo", Baccharis salicina "chilco hembra" (Asteraceae) Nerium oleander "laurel rosa" (Apocynaceae) muy apreciado como repelente de insectos plaga, Phragmites australis "carricillo" (Poaceae), Ricinus communis "higuerilla" (Euphorbiaceae), entre otras especies. Las herbáceas están representadas por: Trianthema portulacastrum "verdolaga de hoja ancha" (Aizoaceae), Amaranthus celosioides, Amaranthus viridis, Dysphania ambrosioides (Amaranthaceae), Ciclospermum laciniatum "culantrillo" (Apiaceae), Acmella oppositifolia, Ageratum conyzoides, Bidens pilosa "cadillo", Conyza bonariensis, Eclipta alba, Eclipta prostrata, Flaveria bidentis "mata gusano", Sonchus oleraceus "cerraja" (Asteraceae); Ipomoea aegyptia, Ipomoea crassifolia "campanilla" (Convolvulaceae); Cucumis dipsaceus "jaboncillo de campo", Luffa operculata "jaboncillo vegetal" (Cucurbitaceae); Euphorbia heterophylla "lecherita roja", Euphorbia hypericifolia "lecherita", Euphorbia hirta (Euphorbiaceae); Desmanthus virgatus "barbasco", Melilotus indicus "alfalfilla", Macroptiluim atropurpureum "frijol de venado", Rhynchosia minima"frejolito de caña", Vigna luteola "porotillo" (Fabaceae); Heliotropium angiospermum "cola de alacrán", Heliotropium curassavicum, Heliotropium rufipilum "cola de alacrán" (Heliotropiaceae); Malva parviflora " m a l va", Malvastrum coromandelianum "malva", Melochia pyramidata, Sida rhombifolia, Sida spinosa, Sidastrum paniculatum "pichana" (Malvaceae); Oxalis dombeyi "chulco" (Oxalidaceae): Argemone subfusiformis "cardosanto" (Papaveracae); Plantago major "llantén mayor" (Plantaginaceae); Portulaca oleracea "verdolaga" (Portulacaceae); Spermacoce laevis (Rubiaceae); Veronica anagallis-aquatica (Scrophulariaceae); Datura stramonium "chamico", Nicandra physalodes "capulí cimarrón", Nicotiana plumbaginifolia "tabaco cimarrón", Physalis angulata "aguaymanto", Physalis peruviana "aguaymanto", Solanum americanum "hierba mora", Solanum pimpinellifolium "tomatito cimarrón" (Solanaceae); Phyla nodiflora "turre hembra" (Verbenaceae); y las gramas Chloris halophila, Cynodon dactylon "grama dulce", Echinochloa crus-pavonis, Eleusine indica "pata de gallina" y Leptochloa fusca subsp. uninervia (Poaceae).

De todas las comunidades analizadas, la presentada en canales, drenes y depresiones presenta el mayor número de especies de flora.

En flora se registraron 65 especies distribuidas en 23 familias y 57 géneros, de ellas dos especies son cultivadas (Nerium oleander y Saccharum officinarum.) (Tabla 1). Todas las especies se encuentran categorizadas como de Preocupación menor (LC)(IUCN, 2012, 2017).

Las comunidades florísticas y faunísticas son similares a los resultados de los estudios efectuados en áreas aledañas como el inventario florístico del algarrobal de Moro (Chepén) (Rodríguez et al., 1996), flora vascular de los humedales Tres Palos (Ascope) (Monzón & Peláez, 2015) y la flora y fauna del C. A. El Brujo (Ascope) (Leiva et al., 2018).

Estas comunidades sirven a la fauna, especialmente aves, de hábitat, refugio, nidificación y alimentación en el caso de frutos y semillas.

La Huaca del Rosario se encuentra en la parte central de una parcela de cultivo de "caña de azúcar" Saccharum officinarum (Poaceae), la que cuenta con canales de regadío y algunas plantas herbáceas en las cuales se pueden observar diferentes ejemplares de fauna (Tabla 2). Así tenemos, que durante la evaluación constatamos la presencia de anfibios (1 especie), reptiles (4 especies), aves (31 especies) y mamíferos (1 especie). Todas las especies se encuentran en la categoría de Preocupación Menor (IUCN, 2018).

La presencia del anuro Rhinella marina, se observó en los canales de regadío de los cultivos de "caña de azúcar". Mientras que, los reptiles se registraron en las estructuras arqueológicas y los arbustos que se encuentran en la base, evidenciándose la presencia de Microlophus occipitalis, Microlophus peruvianus, Phyllodactylus inaequalis y Micrurus tschudii.

De las especies de aves, Hirundo rustica y Falco Peregrinus son migratorias boreales y Geositta peruviana es endémica y de rango restringido; las demás especies son Residentes, que también están presentes en un dren y en el cerco vivo que rodean los cultivos de "caña de azúcar".

El mamífero Lycalopex sechurae "zorro costero" (Pacheco et al; 2018) es común es los bosques secos y en los cañaverales, si bien es cierto se alimenta de frutos de "zapote", también puede depredar animales pequeños como lagartijas, crías de aves y de roedores; por esta razón se lo considera como un importante regulador biológico de las poblaciones de roedores.

Conclusiones

Se registra tres comunidades vegetales: A) Matorrales, B) Gramadales y C) Comunidad del borde de canales o acequias de regadio.

En flora se registraron 65 especies, distribuidas en 23 familias y 57 géneros, de ellas dos especies son cultivadas. En fauna anfibios (1 especie), reptiles (4 especies), aves (31 especies) y mamíferos (1 especie). Geositta peruviana es la única especie endémica. Todas las especies tanto de flora como de fauna se encuentran en la categoría de Preocupación Menor (LC).

Agradecimientos

Expresamos nuestro reconocimiento a las autoridades de la Universidad Privada Antenor Orrego de Trujillo y Universidad Nacional de Trujillo, Perú, por su constante apoyo y facilidades para la realización de las expediciones botánicas. Asimismo, a los curadores y autoridades de los herbarios F, HAO, HUT y MO por hacer posible la revisión de sus colecciones y bases de datos botánicos.

Contribución de los autores

S. L.: Redacción del texto, metodología de evaluación, ejecución del trabajo de campo, determinación taxonómica de la flora, registro fotográfico; revisión y aprobación del texto final. E. R.: Redacción del texto, metodología de evaluación y definición de las comunidades vegetales, ejecución del trabajo de campo, determinación taxonómica de la flora, registro fotográfico; revisión y aprobación del texto final. L. P.: Redacción del texto, metodología de evaluación, ejecución del trabajo de campo, determinación taxonómica de las aves, registro fotográfico; revisión y aprobación del texto final. J. B.: Redacción del texto, ejecución del trabajo de campo en la parte arqueológica, trabajo de gabinete; revisión y aprobación del texto final. G. G.: Ejecución del trabajo de campo, trabajo de gabinete; registro fotográfico revisión y aprobación del texto final. L. C.: Ejecución del trabajo de campo; revisión y aprobación del texto final.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

Citación: Leiva, S.; E. Rodríguez; L. Pollack; J. Briceño; G. Gayoso & L. Chang. 2018. Flora y fauna de la Huaca del Rosario, Magdalena de Cao, Ascope, región La Libertad, Perú. Arnaldoa 25 (3): 10531094. DOI: http://doi.org/10.22497/arnaldoa.253.25316

 

Literatura citada

Bibby, C. J.; N. D. Burgess; D. A. Hill & S. H. Mustoe. 2000. Bird Census Techniques, 2nd ed. Academic Press, London. 135 pág.         [ Links ]

Bird, J. 1948. Preceramic Cultures in Chicama and Virú. In: A reappraisal of Peruvian Archaeology, American Antiquity. Menasha Winsconsin. 13: 21-28.         [ Links ]

Bird, J. B.; J. Hislop & M. D. Skinner. 1985. The Preceramic Excavations at the Huaca Prieta Chicama Valley, Perú. Antrhropological Papers of the American Museum of National History, New York, NY, USA. 62(1): 1-294.         [ Links ]

BirdLife International. 2016. Geositta peruviana. The IUCN Red List of Threatened Species 2016: e.T22701988A93856325. http://dx.doi. org/10.2305/IUCN.UK.2016.         [ Links ]

Brack, A. 1986. Ecología de un país Complejo. En: Gran Geografía del Perú. Naturaleza y Hombre. Flora y Ecología. Volumen II. Manfer Juan Mejía Baca, Barcelona, España.         [ Links ]

Brack, A. & C. Mendiola. 2000. Ecología del Perú. Asociación Editorial Bruño. Lima, Perú         [ Links ].

Brako, L. & J. Zarucchi. 1993. Catálogo de las Angiospermas y Gimnospermas del Perú. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Garden. Vol 45.         [ Links ]

Chase, M. W. & J. L. Reveal. 2009. A phylogenetic classification of the land plants to accompany APG III. Botanical Journal of the Linnean Society 161.         [ Links ]

Dillehay, T.D. (ed.). 2017. Where the Land Meets the Sea. Fourteen Millennia of Human History at Huaca Prieta, Peru, University of Texas Press, Austin        [ Links ]

Dillehay, T.D.; Bonavia, D.; Goodbred Jr. S.L., Pino, M., Vásquez, V, Rosales, T. 2012. Late Pleistocene Human Presence at Huaca Prieta, Peru, and Early Pacif Coastal Adaptations. Quaternary Research 77 (3) 418-423        [ Links ]

Dillehay, T. D. & D. Bonavia. 2017. Cultural Phases and Radioarbon Chronology, en T.D. Dillehay (ed.) Where the Land Meets the Sea. Fourteen Millennia of Human History at Huaca Prieta, Peru, pp. 88108, University of Texas Press, Austin        [ Links ]

Franco, R.; C. Gálvez & S. Vásquez. 2001. La Huaca Cao Viejo en el Complejo El Brujo: Una contribución al estudio de los Mochicas en el valle de Chicama. Arqueológicas N° 25, 123-173. Museo Nacional de Arqueología Antropología e Historia del Perú. Instituto de Investigaciones Antropológicas Instituto Nacional de Cultura, Lima.         [ Links ]

Franco, R.; C. Gálvez & S. Vásquez. 2010. Moche Power and Ideology at the El Brujo Complex and the Chicama Valley.Jeffrey Quilter y Luis Jaime Castillo editores, New Perspectives on Moche Political Organization. 110-131, Dumbarton Oaks Reserach Library and Collection Washington D.C.         [ Links ]

Gálvez, C. 2012. Adobe, tiempo y Arquitectura en el valle de Chicama: 1300 a.C.-1100 d. C. Arkinka 16 N° 195, pp 88-97, Lima.         [ Links ]

Gálvez, C. & J. Castañeda. 2000. Adobes Plano convexos en la secuencia arquitectónica del valle de Chicama, costa norte del Perú Revista Arqueológica SIAN 9, pp 20-24, Trujillo.         [ Links ]

Gálvez, C. & J. Castañeda. 2014. Arquitectura en tierra:La evidencia del valle de Chicama. En: J.C. Fernandez y C. Wester (eds.), Cultura Lambayeque. En el contexto de la Costa Norte del Peru. Actas del Primer y Segundo Coloquio (pp.397-418). Lambayeque.         [ Links ]

Gálvez, C. & J. Briceño Rosario. 2001. The Moche in the Chicama Valley. En: J. Pillsbury (ed.), Moche Art and Archaeology in Ancient Peru (pp.141157). Studies in the History of Art 63, Center for Advanced Study in the Visual Arts, Symposium Papers XL, National Gallery Art, Washington.         [ Links ]

Gálvez, C.; J. Castañeda & D. Vargas. 2001. Huaca Cucurripe. Observaciones sobre su arquitectura. Revista Arqueológica SIAN 10, pp 25-31. Trujillo        [ Links ]

Gayoso, G.; L. Chang,; D. Vargas & C. Gayoso. 2015. Factores que deterioran la estructura arquitectónica de la Huaca el Rosario, Valle de Chicama, distrito de Magdalena de Cao, provincia de Ascope, Perú. Pueblo cont. vol. 26[1]. 271-294.         [ Links ]

IUCN. 2012. IUCN Red List Categories and Criteria. Version 3. 1. Second edition. Gland, Switzerland and Cambridge, UK: IUCN. iv + 32pp.         [ Links ]

IUCN. Standars and Petitions Subcommitee. 2017. Guidelines for Using the IUCN Red List Categories and Criteria. Version 13. Prepared by the Standars and Petitions Subcomments/RedListGuidelines. Pdf. Acceso: 10 de setiembre 2018.         [ Links ]

IUCN. 2018. The IUCN Red List of Threatened Species, versión 2018-2. http://iucnreadlist.org        [ Links ]

Kosok, P. 1965. Life, Land and water in Ancient Peru. New York.         [ Links ]

Leiva, S.; E. Rodríguez; L. Pollack; G. Gayoso & Chang. 2018. Flora y fauna del complejo arqueológico El Brujo, Ascope, región La Libertad, Perú. Arnaldoa 25(1): 195-226. doi: http://doi.org/10.22497/arnaldoa.251.25112        [ Links ]

León, B.; A. Cano & K. Young. 1995. La Flora Vascular de los Pantanos de Villa, Lima, Perú: Adiciones y Guía para las especies comunes, Serie Botánica. Publ. Mus. Hist. Nat. Universidad Nacional Mayor de San Marcos (B). 38: 1-39.         [ Links ]

Leonard, B. 1990. Moche Through Late Horizon Settlement Patterns: Chicama Valley, Perú. Paper presented at the 55th Annual Meeting of the Society por American Archaeology, Las Vegas, Nevada, pp. 1-20.         [ Links ]

Leonard, B. & G. Russell. 1992. Proyecto de Reconocimiento del Chicama. Resultados de la Primera Temporada de Campo 1989. Informe Preliminar. Documento presentado al Instituto Nacional de Cultura, Lima, Perú         [ Links ].

Macbride, F. 1936-1971. Flora of Peru. Vol. XIII. Parte I y siguientes. Field Museum of Natural History, Chicago, USA.         [ Links ]

Monzón, K. & F. Peláez. 2013. Flora vascular de los humedales Tres Palos, Ascope, Perú, 2013. REBIOL 35(1): 108-116.         [ Links ]

Mostacero, J.; F. Mejía & F. Peláez. 1996. Fitogeografía del Norte del Perú. CONCYTEC. Lima-Perú         [ Links ].

Mostacero, J.; F. Mejía, W. Zelada & C. Medina. 2007. Biogeografía del Perú. Asamblea Nacional de Rectores (ANR). Talleres Gráficos del Instituto Pacifico S.A.C., Lima-Perú         [ Links ]

ONERN. 1976. Mapa Ecológico del Perú. Guía Explicativa. República del Perú. Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales.         [ Links ]

Pacheco, V; J. Cadenillas; E. Salas; C Tello & H. Zeballos. 2009. Diversidad y endemismos de los mamíferos del Perú. Revista Peruana Biología 16 (1):5-32. http://dx.doi/10.15381.rpb.v16L1111.         [ Links ]

Pacheco, V; B Inche & W. Wust. 2018. Mamíferos del Perú. Grupo la República Publicaciones S.A. Lima, Perú         [ Links ].

Pollack, L.; E. Alvítez; E. Huamán; E. Rodríguez; V. Rimarachin; R. Vásquez. 2017. Ensamble de aves del humedal de Cerro Negro, Puerto Morín, La Libertad. ARNALDOA 24 (2):645-656. http://doi.org/10.22497/arnaldoa.242.24215.         [ Links ]

Ralph, J.; G. Geupel; P. Pyle; T. Martin; D. DeSante & B. Millá. 1996. Manual de métodos de campo para el monitoreo de aves terrestres. Gen. Tech. Rep. PSW-GTR159. Albany, CA: Pacific Southwest Research Station, Forest Service, U.S. Department of Agriculture, 46 p.         [ Links ]

Reindel, M. 1990. Arquitectura monumental del Intermedio Temprano en la costa norte del Perú. Revista del Museo de Arqueología 1, pp. 119-143, Trujillo.

Reindel,M.1993.Baumaterialien,Konstrktionstechniken und Bauformen der monumentalen Lehmarchitektur an der Nordküste Perus. Beiträge zur Allgemeinen Archäologie Band 13, pp. 331-383, KAVA, Verlag Philipp von Zabern. Gegründet. Mainz.         [ Links ]

Reindel, M. 2004. Monumentale Lehmarchitecktur an der Norküste Perus. Eine repräsentative Untersuchung nach-formativer Großbauten vom Lambayeque-Gebiet bis zum Viru-Tal. Bonner Amerikanistische Studien 22, Bonn, Alemania.         [ Links ]

Rodríguez, E.; M. Mora & W. Aguilar. 1996. Inventario Florístico de El Algarrobal de Moro (Provincia de Chepén, Departamento de La Libertad) y su importancia económica. REBIOL. 16(1-2): 57-65.         [ Links ]

Rodríguez, E. & R. Rojas. 2006. El Herbario: Administración y Manejo de Colecciones Botánicas. 2da. Edic. Edit. por R. Vásquez M., Missouri Botanical Garden, St. Louis, U.S.A.         [ Links ]

Rodríguez, E. & M. Mora. 2012. Inventario Florístico de Huaca de la Luna, Trujillo, Perú. Arnaldoa 19(2): 177-188.         [ Links ]

Rodríguez, E.; K. Monzón; B. Martínez; V. Liza; M. Morillo; L. Bernabé; L. Pollack; E. Alvítez & M. Mora. 2015. Comunidades vegetales del Complejo Arqueológico Chan Chan, provincia Trujillo, región La Libertad, Perú. Arnaldoa 22 (1): 119 – 138.         [ Links ]

Rodríguez, E.; J. Briceño; B. Billman, A. Boswell; Morillo; K. Monzón; B. Martínez; J. Lujan; K. Burgos; V. Liza; L. Bernabé & C. Ramírez. 2016. Flora Vascular de Collambay (Simbal, Trujillo, La Libertad, Perú). In: Libro de Resúmenes del XV Congreso Nacional de Botánica, 10-13 de mayo del 2016, Cusco, Perú. Pp. 154.         [ Links ]

Russell, G. & B. Leonard. 1990. Chicama Valley Archaeological Settlement Survey, Peru. Backdirt, Newsletter of the Institute of Archaeology University of California, Los Angeles, pp. 1,7-8.         [ Links ]

SACC. 2005 and updates. A classification of the bird species of South America. Disponible en: #http:// www.museum.lsu.edu/~Remsen/SACCBaseline.htm#. Acceso: 8 de febrero del 2018.         [ Links ]

Sagástegui, A. 1976. Fitogeografía General y del Perú. Cuarta Edición. Talleres Gráficos de la Universidad Nacional de Trujillo, Trujillo, Perú         [ Links ].

Sagástegui, A. & S. Leiva. 1993. Flora invasora de los cultivos del Perú. Edit. Libertad. Trujillo, Perú         [ Links ].

Schulenberg, T.; D. Stotz; D. Lane; J. O’Neill & T. Parker III. 2010. Aves de Perú. Lima. CORBIDI.

The Reptile Database. 2016. Disponible en: www. reptile-database.org. Acceso: 10 de febrero 2018.         [ Links ]

Tosi, J. 1960. Zonas de Vida Natural en el Perú. IICA. OEA. Tropicos. 2018. Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Disponible en: http://www.tropicos.org. Acceso: 13 de setiembre del 2018.         [ Links ]

Weigend, M. 2002. Observations on the Biogeography of the Amotape-Huancabamba Zone in Northern Peru. In: K. Young et al., Plant Evolution and Endemism in Andean South America. Bot. Review 68(1): 38–54.         [ Links ]

 

Recibido: 15-IX-2018

Aceptado: 20-X-2018

Publicado online: 30-XI-2018

Publicado impreso: 31-XII-2018